domingo, 20 de marzo de 2011

Tengo ganas de verte

Virgen de los Dolores. Bailén
Hace más de un año que no te veo; la última vez que lo hice eran las tres de la mañana y me despedía de ti entre lágrimas. No quería dejarte sola; pero en el fondo sabía que te venías conmigo.
Ahora, algunos meses después, me lleno de una nueva esperanza deseando de oír aquella campana que anuncia tu regreso. Deseando quedarme contigo a solas y en el silencio decirte cuanto te quiero. 
Quiero encontrarme con tus ojos marrones que miran más allá de la carne humana y se adentran en lo más profundo de nuestro corazón; allí es donde podré oír de nuevo tu voz, guiándome cada mañana; dándome fuerzas para seguir adelante y no decaer; susurrando un hilo de consuelo donde hay tanta tristeza.

Quiero encontrarme con tus manos; quiero agarrarme a ellas con fuerza para no quedarme en el camino; quiero sujetarme para así estar contigo.
Sólo quiero estar contigo. Hacer de los externo silencio; borrar lo que me rodea; Tú y Yo; sólo los dos. Así podré escuchar tus palabras, tus silencios; sólo así descubriré hacia dónde he de ir; cómo he de caminar... Nadie podrá romper esa complicidad, porque el lazo que una a una madre con su hijo es inmortal.
Cristo de la Soledad. Bailén
Y junto a ti, tu hijo, mi hermano, mi Padre. Enclavado en un madero; muerto con gesto sereno, de perdón, tranquilidad y sosiego. 
Diste tu vida por mí; te entregaste para perdonarme, y ni siquiera soy capaz de darte las gracias como tú quieres. Demostrar que se ama es difícil; pero tu rompiste los esquemas; Amor es entrega; y la humanidad sigue sin darse cuenta. Amor es luz de verdad; y seguimos en la mísera oscuridad mundana. Abriste tus brazos para abrazar al mundo con ellos y así salvarnos a todos; a todos, incluso a los que te entregaron a la despiadada muerte. Pero tú eres más fuerte que el odio y la venganza; y con tus humildes armas venciste; y ahora vives para siempre.
Silencio, sosiego, paz... suena la campana. Ya es tiempo de encuentro, de silencio... de esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario