domingo, 20 de marzo de 2011

Tengo ganas de verte

Virgen de los Dolores. Bailén
Hace más de un año que no te veo; la última vez que lo hice eran las tres de la mañana y me despedía de ti entre lágrimas. No quería dejarte sola; pero en el fondo sabía que te venías conmigo.
Ahora, algunos meses después, me lleno de una nueva esperanza deseando de oír aquella campana que anuncia tu regreso. Deseando quedarme contigo a solas y en el silencio decirte cuanto te quiero. 
Quiero encontrarme con tus ojos marrones que miran más allá de la carne humana y se adentran en lo más profundo de nuestro corazón; allí es donde podré oír de nuevo tu voz, guiándome cada mañana; dándome fuerzas para seguir adelante y no decaer; susurrando un hilo de consuelo donde hay tanta tristeza.

Quiero encontrarme con tus manos; quiero agarrarme a ellas con fuerza para no quedarme en el camino; quiero sujetarme para así estar contigo.
Sólo quiero estar contigo. Hacer de los externo silencio; borrar lo que me rodea; Tú y Yo; sólo los dos. Así podré escuchar tus palabras, tus silencios; sólo así descubriré hacia dónde he de ir; cómo he de caminar... Nadie podrá romper esa complicidad, porque el lazo que una a una madre con su hijo es inmortal.
Cristo de la Soledad. Bailén
Y junto a ti, tu hijo, mi hermano, mi Padre. Enclavado en un madero; muerto con gesto sereno, de perdón, tranquilidad y sosiego. 
Diste tu vida por mí; te entregaste para perdonarme, y ni siquiera soy capaz de darte las gracias como tú quieres. Demostrar que se ama es difícil; pero tu rompiste los esquemas; Amor es entrega; y la humanidad sigue sin darse cuenta. Amor es luz de verdad; y seguimos en la mísera oscuridad mundana. Abriste tus brazos para abrazar al mundo con ellos y así salvarnos a todos; a todos, incluso a los que te entregaron a la despiadada muerte. Pero tú eres más fuerte que el odio y la venganza; y con tus humildes armas venciste; y ahora vives para siempre.
Silencio, sosiego, paz... suena la campana. Ya es tiempo de encuentro, de silencio... de esperanza.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Por Japón

Japón está viviendo una de los peores momentos de su historia. El terremoto del pasado viernes y el tsunami posterior arrasaron literalmente con lo que encontraron a su paso. Además, ambos provocaron graves destrozos en la central nuclear de Fukushima; Las consecuencias de los daños son tremendas; un desastre nuclear que se agrava por minutos.
Todo ello me lleva a pensar en los fallecidos; en sus familiares; en esas personas impotentes porque no encuentran a un ser querido desaparecido; en las consecuencias del desastre nuclear; en los trabajadores de la central; en sus familias; en los afectados por la radiación (no sólo directa)... Sólo se me ocurre rezar por ellos; pedir para que esa pesadilla termine cuanto antes; para que se controlen esos reactores y no se fusionen los núcleos; para que descienda la radiación y terminen los riesgos existentes. Pido también por los fallecidos, para que encuentren la paz y el descanso; por sus familias para que sean fuertes y encuentren consuelo; por los desaparecidos para que sean encontrados sanos y salvos (nunca podemos perder la esperanza).
Desde aquí, un gran abrazo de consuelo, fortaleza y esperanza hacia Japón; que cruce Europa, Rusia, Oriente y llegue un potente rayo de luz donde ahora hay tanta oscuridad. Por ellos, para ellos, mi apoyo y mi oración.

Una canción...

 



Yo no siento nada
pero presiento que a chorro se escapa
la magia de mi alma gastada
ella en la calle tirada
algunas sirenas lejanas
resuenan en la noche olvidadas.
Veloz caballo de acero
tu gasolina mi sangre y su cuerpo
se mezclaron en el suelo.

El gris de la carretera dibujando su melena
Entre la vida y la muerte se piensa tan diferente.

Y la luz se le apagó.

Se le apagó la luz, tembló
y no llega la camilla, luché buscando una salida
para ir a escuchar su corazón
con las manos confundidas no me mantengo en pie
no llego hasta la niña de mi vida.

Porque no habla no entiendo
hace un momento me iba diciendo
no corras yanto que tengo miedo.
La ambulancia volaba
entre la vida y la muerte, pensaba
que echaba tanto de menos su casa.
Amarga risa en la cama
imagina que es una diana
con todas esas agujas clavadas.

Bromea sobre su suerte, le hace sentirse más fuerte
entre la vida y la muerte se piensa tan diferente.

Y la luz se le apagó, y su voz se le apagó.

Se le apagó la luz tembló
se cerraron las cortinas
y escuchó pasar la vida y el
suave latir de un corazón
la indirecta comprendida
una torpe despedida de
la niña de su vida ....

De Max y otros cuentos

Tal y como le prometí a mi amigo Daniel (y por ende a todo visitante que abre las tapas de este cuaderno) querría comentaros un poco cómo va la novela que estoy escribiendo. Ya que los 21 años hacen mella y se me olvidan las cosas, voy a englobarlo todo en tres aspectos: un resumen de la trama, quién me inspira a la hora de escribir y el título de la obra.
Max es un adolescente que comienza su etapa en la Universidad. Las primeras semanas son un poco caóticas: ciudad nueva, amigos nuevos, las clases, las novatadas... Pero con el tiempo irá conociendo personas que dejaran una importante huella en él. Hasta aquí os puedo contar. Una última pista: un diario y un determinado tipo de flor van a jugar un papel muy importante.
En esencia, la historia es un reflejo de mi primer año en la "Uni". Max y yo tenemos muchas cosas en común: más internas que externas; la personalidad sobre todo. Por así decirlo hay un segundo plano-sombra en el que se esconden temores, secretos.. autobiográficos. Os animo a descubrirlos.
En segundo lugar, este gran amigo mío (Danny) me preguntó quién era mi musa; en quién me inspiraba a la hora de escribir. Tengo que confesaros que existe dicha musa. Y que en el silencio de la noche me va susurrando ideas, lugares, momentos, sentimientos... Además, sale en la propia historia; eso sí, bajo otro nombre. Sinceramente es quién hace que me levante cada día con una sonrisa (también ha inspirado muchas entradas de este blog).
Y para terminar... el título. La novela aún no lo tiene. Se me ocurren algunos pero no son muy atractivos que digamos. Si tenéis alguna sugerencia o idea os lo agradecería muchísimo. Tenéis mi correo, por comentario, por tuenti... a elección de cada cual. Soy todo oídos de verdad. Gracias de nuevo por anticipado
Bueno, me despido de vosotros hasta otro momento, confesando que Max, Borja, María, Fer... y sus historias son uno de los sueños de mi vida que se están haciendo realidad. 

Un abrazo enorme amigos

lunes, 14 de marzo de 2011

Un finde más

Buenas noches chic@s:

Por suerte o por desgracia acaba de terminar el "finde" comenzando una semana que promete mucho trabajo: las clases, exámenes, prácticas. Vamos que no voy a tener tiempo para aburrirme. Lo más positivo es que empiezo el lunes bien descansado: recuperé un montón de horas de sueño perdidas.
Os resumo estos tres días: El viernes por la tarde, después de mi clase de Eco me eché a dormir. Sinceramente no podía más con mi vida. Llevaba despierto desde las cuatro de la mañana para repasar mi examen de DSI. Así que ordené un poco la habitación, me puse musiquilla relajante y a dormir un poquito hasta la cena.
El sábado fue de provecho. Por la mañana estudiando Econometría, leyendo "Tengo ganas de Ti" y viendo El nombre de la Rosa (una de mis películas favoritas). Como por la noche no tenemos cena en el colegio, nos fuimos al VIPS de Alberto Aguilera. (Dios bendiga el Roll Brockling) Necesitaba salir de estas cuatro paredes. Y este domingo... bueno como otro cualquiera. Lloviendo toda la tarde-noche; cenando y preparando las cosas para mañana.
Antes de que se me olvide. El viernes en plena clase de Derecho Procesal me visitó la "musa inspiración" y en seis folios estructuré la novela que estaba escribiendo. Tendrá unos 15 o 16 capítulos, según la trama y aún no tiene título. Mañana por la tarde os desgranaré un poco más este tema pero sin descubrir la esencia, pero nada que haga perder "toa la gracia"; ya me entendéis.
Bueno espero que paséis una buena noche. Abrigaros bien que hace frío y a comenzar con ganas (ironía) esta nueva semana

Un abrazo enorme; Rafa J.

domingo, 6 de marzo de 2011

Un libro para leer.

Hola gente¡¡

¿Qué tal va el fin de semana? Espero que con esto de los carnavales os lo hayáis pasado genial. Por aquí la cosa está "lluviosa" (en toda su extensión): el viernes llovió a mares; la calle de mi colegio mayor parecía el Ebro a su paso por Zaragoza; y aunque ayer no llovió, hacía un tiempo gélido que no invitaba a salir (aunque salimos finalmente a cenar)
Bueno hoy quiero recomendaros una de mis novelas favoritas: "A tres metros sobre el cielo" de Federico Moccia. Cuenta la historia de Babi, una estudiante modelo y Step, un descarado. Al final nace algo bonito entre ellos. Digamos que es un Romeo y Julieta del S. XXI. Una historia preciosa que acaba enganchando; yo ya estoy con la segunda parte "Tengo ganas de ti"
Espero que os guste. La primavera está a la vuelta de la esquina... y ya se sabe lo que dice el refrán.. la sangre altera. ¿Será el 2011 un año para encontrar el amor? Quién sabe.

Un abrazo¡¡¡