sábado, 12 de febrero de 2011

Un paseo por Madrid II

Nos quedamos ayer en Sol. Allí esta el Km 0 de la red de carreteras de España, pero no el centro de la península (que está en el Cerro de los Ángeles) Si subimos la Calle Mayor y giramos la segunda bocacalle a la izquierda nos adentramos en la Plaza Mayor.
Bajo sus soportales se esconden gran cantidad de pequeños negocios dedicados a coleccionismo o antigüedades. Cada domingo los amantes de los sellos, las monedas y otros coleccionables se reúnen en este lugar para intercambiar opiniones o realizar nuevas adquisiciones. 
Saliendo a C. Mayor subimos dejando a un lado la Plaza de la Villa. Así llegamos hasta la Plaza de Oriente y la Calle Bailén. Presidiendo el lugar se levantan dos monumentos que compiten, uno frente a otro en belleza y señorío: la Catedral de la Almudena y el Palacio Real. 
Este es uno de los enclaves más bonitos de la Ciudad. Con una diferencia de cuatro siglos, ambos edificios son plenamente armónicos. La Catedral fue consagrada por SS Juan Pablo II en 1992. En el atrio que da a la Calle Bailén han levantado una estatua en honor al Pontífice. La Plaza de la Armería es el nexo de unión entre los dos. Si bajamos dirección Plaza España podemos adentrarnos en los Jardines del Campo del Moro otro de los pulmones madrileños.


Finalmente bajamos hasta Pintor Rosales. En el Parque de la Montaña (anexo al del Oeste) se encuentra el Templo de Debop. Fue un regalo de Egipto a España a finales de los años 60. Es verdaderamente llamativo sobre todo al anochecer. Desde este lugar se puede disfrutar de una de las mejores puestas de sol del mundo. Asomándote sobre la Vega de Madrid descubres en el horizonte los últimos rayos de sol agonizantes entremezclados con la luz de las estrellas reclamando el reinado de Morfeo. 
Y con la noche termina nuestro particular paseo por la capital. Ahora toca descansar, caer rendido en los brazos de Morfeo y soñar. Soñar con nuestras metas, objetivos; soñar con nuestros sueños... Retoma fuerzas y a la mañana siguiente intenta hacerlos realidad. 
Un abrazo a todos

No hay comentarios:

Publicar un comentario