jueves, 30 de diciembre de 2010

Fin de año

Estamos en la recta final del 2010, un año cargado de buenos y no tan buenos momentos. Antes de poner la mesa, cenar, y brindar por el nuevo año siempre echo la vista atrás y pienso en lo que han supuesto para mí los estos 12 meses.
Por añadido… permitidme que lo haga escuchando I Can`t Seem to make you mine, la BSO de “La casa del lago”


La mejor palabra que define este año es felicidad. Han sido 365 días en los que he llorado por supuesto, pero he reído mucho más. Como todos, he tenido momentos malos, tristes, de decepción. Pero siempre he tenido alguien al lado que me ha ayudado a levantarse y sonreír. Es algo imposible de agradecer pero sirvan estas palabras de gratitud a todos los que, de una forma u otra, han hecho posible una luz al final de ese túnel tan oscuro.
Sentir eso en el corazón me hace pensar en lo verdaderamente gratificante de la vida. Soy consciente de que no es un camino de rosas; siempre tenemos dificultades, baches… Ahora bien, lo importante es ser capaz de salir de ellos. Por eso decía antes que es felicidad lo que siento. También satisfacción. Por el trabajo realizado, por los sueños cumplidos, por el esfuerzo del día a día, por superar mis miedos.

Pero eso ya son recuerdos en mi corazón. Ahora comienza un nuevo año, una nueva oportunidad para ser feliz, para superarme y para cumplir otros sueños que quedaron pendientes.
Este 2011 no pienso hacer los típicos propósitos de año nuevo. Al final quedan en papel mojado. En estos doce meses que tengo por delante simplemente quiero disfrutar de la vida. En primer lugar con mi familia y mis amigos, sin los cuales no sería lo que soy. En segundo lugar con mis estudios. Aunque parezca mentira disfruto con esas sentencias, esos papeles de economía… Son mi vocación en definitiva. Y en tercer lugar quiero disfrutar haciendo felices a los demás; sacar una sonrisa cuando están tristes; llorar cuando lloran; porque la amistad es eso. Estar ahí siempre.

Espero que este nuevo año venga cargadito de mucha salud, mucha felicidad y mucha ilusión. Recordad, es una nueva oportunidad de cumplir nuestros sueños… este 2011 seguro que se harán realidad.

Un abrazo para todos

Rafa

2 comentarios:

  1. Los clásico propósitos de año nuevo no suelen llevarse a efecto porque el plazo es taaan largo. De todas formas, estoy seguro de que conseguirás todo lo que te propongas en un futuro algo más inmediato. No tengas miedo a ser feliz.

    Feliz fin de año!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Dany; feliz fin de año para tí también¡¡ y espero que se cumplan todos tus sueños¡¡¡

    ResponderEliminar