sábado, 6 de noviembre de 2010

El día a día de un universitario II: la tarde

Tras terminar las clases toca volver al Colegio; eso sí, siempre con el MP4 escuchando música. Es la hora de comer. Durante el camino las cafeterías de las facultades de Medicina y Farmacia hacen que el hambre del viandante aumente por segundos. Normalmente quedamos todos juntos para entrar a comer a las 14:00 horas. Durante la comida aprovechamos para hablar sobre las clases, los planes de tarde o de fin de semana, y cómo no, de la merienda.
Merendar se ha convertido en una tradición y/o acto social jeje. Es toda una institución. de forma general siempre a la misma hora, sobre las 6 de la tarde aunque nos turnamos de habitación o bien bajamos a los salones del colegio. Cada uno aporta algo a la mesa: uno los zumos, otro batidos, otro embutido, galletas etc. Todo se adereza con una buena serie en el ordenador o una película. Tras este descanso toca estudiar.
En la vida del estudiante hay tres lugares de estudio principales: la biblioteca (del Colegio o de la Universidad), las aulas de estudio del Mayor o la habitación. Yo personalmente prefiero la última opción. La media está en 4 horas diarias, aunque en temporada de exámenes (que en mi caso es permanente) aumentan hasta los 6 o las 7.
A las 21:30 quedamos para cenar. Como podéis ver, la vida colegial transcurre en grupos más o menos heterogéneos. Nos esperamos unos a otros para comer, cenar o salir... Pues bien, entramos juntos al comedor. Aunque cada noche tenemos un menú distinto hay dos cosas que no faltan nunca en una bandeja: el cola cao calentito y un buen pan y aceite con tomate y/o sal. Poco a poco va marcahdno la gente; los primeros que entraron, más tarde la segunda mesa y así sucesivamente. Tras cenar hay dos o tres posibilidades: irse para la habitación, quedarse un rato en los sofás o salir de fiesta.
En un Colegio MAyor existen distintas comisiones que realizan numerosas actividades a lo largo del curso académico. Para que asistan los interesados suelen hacerle reuniones periódicas, siempre a la hora de la cena puesto que es cuando más gente hay.
Tras despedirnos de la gente, marchamos poco a poco a las habitaciones no sin antes darle las buenas noches al vecino :) Antes de irme a la cama miro tuenti y facebook, los e-mails etc por si hay alguna noticia de última hora. Apago el ordenador, pongo el despertador y hasta mañana si Dios quiere. A eso de las 11 y media una habitación apaga sus luces con un colegial descansando tras un dia agotador. Que tengan buenas noches¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario