sábado, 6 de noviembre de 2010

El día a día de un universitario I: la mañana

Dicen que la vida universitaria es la mejor, que la aprovechemos al máximo porque no vuelve. Lo cierto es que llevan razón porque cuando te incorporas al temido mercado laboral, tarde o temprano acabas deseando con todas tus fuerzas volver a los tranquilos años de facultad.
Pero, ¿cómo es la jornada de un universitario? aparte de fiesta, novatadas y meriendas... ¿qué más hay?
A las 6:30 comienzan a sonar los primeros despertadores en las habitaciones del Colegio Mayor. Lo pimero es vestirse y asearse para desayunar a las 7 y cuarto. Son 15 minutos para desayunar croissant, zumo y vaso de leche calentita con cola-cao. A esas horas siempre desayunamos los mismos: compañeros de ICAI-ICADE, Medicina, CEU, y algún arquitecto y/o aeronautico. Tras un "¡que os divirtáis en clase!" cojo la chaqueta y la mochila y salgo a la calle. Hace frío; siempre hace frío. Me pongo mis auriculares y enciendo mi MP4 para empezar bien la jornada. Un "todo irá bien" de Chenoa me levanta el ánimo durante el camino a la facultad.
Durante esos 20 minutos andando el primer cálculo que se echa son las horas de clase. Hoy no tengo descansos, sólo 5 minutos entre Procesal y Mercantil para tomarme una coca cola. Luego 3 horas con Administrativo y Econometría.. Hoy estoy hasta las 13:30 en clase. Tampoco me quejo; si a esto añadimos los lunes y jueves una clase de 15 a 16 y si tenemos tutoría o talleres... hay dias que salimos a las 7 de la tarde¡¡ 12 horas!!!
El frío de la mañana me despeja la mente y me ayuda a pensar. Me organizo poco a poco el día. Tengo que comprar comida, folios, bolígrafos... estudiar mi examen de la semana que viene, terminar el trabajo de Política Económica... Pensando en esto llego a la facultad, 5 minutos antes de empezar la primera clase. Comienza la peor parte del día...

No hay comentarios:

Publicar un comentario