martes, 5 de enero de 2010

Propósitos de año nuevo

Con la última campanada comenzó un nuevo año que echó a correr sin que nadie lo detenga. Es el momento de realizar grandes (a veces inalcanzables) propósitos para cumplir a lo largo del 2010. Dejar de fumar, adelgazar, ir al gimnasio son algunas de las promesas que se hace la gran mayoría de las personas.

Antes de las campanadas estuve pensando… ¿qué me prometeré hacer durante estos 12 meses? Para dar respuesta a esto siempre huyo de esos propósitos que nunca llegaré a realizar. Prefiero ponerme mano a la obra con pequeñas cosas de las que estoy seguro que podré hacer. La primera de ella es perder mis miedos, mi inseguridad. Suelo ser muy inseguro a la hora de tomar las decisiones y para este 2010 me he propuesto corregirme. Ganar seguridad y confianza en mí mismo; huir del miedo a “¿habré hecho lo correcto?... ¿y si...?”

Por otro lado, hacer felices a los que me rodean: a mis amigos, a la familia. Dar lo mejor de mí mismo para que la alegría llene cada momento que pase con ellos y poner un gran granito de arena para que cada día se levanten con una sonrisa. La felicidad es uno de los deseos de este año muy por encima de otros como el dinero o el “querer más y más”
También quiero volver a contactar con amigos que hace ya años que no veo. Del colegio, del instituto.. Grandes amigos que a causa de la distancia y del descuido hace bastante que no sé de ellos. Los echo mucho de menos y siempre recuerdo los buenos momentos que hemos pasado juntos.

Y por último, simplemente, vivir. Vivir siendo feliz con todos los que me rodean. Vivir viviendo la vida, siendo responsable y consecuente; vivir trabajando y estudiando aunque también buscando un ratito libre para descansar. Siempre recuerdo las palabas de alguien que ya no está conmigo, “primero la obligación, después la devoción”
Por tanto prefiero coger 3 propósitos chiquititos (poti poti, como dice un profe mío) y hacerlos realidad, antes que tomar por bandera grandes ideales que sería incapaz de cumplir.

Feliz feliz 2010. Sed felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario